Urge cambio de poítica económica ante el desastre social: Ebrard

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, aseguró que es urgente reconsiderar la política de globalización en el país y emprender un cambio de rumbo ante “el desastre social indignante y contundente” que se vive debido al fracaso de la política económica.

Al inaugurar el 53 Congreso Internacional de Americanistas en la Universidad Iberoamericana (Uia), foro en el cual participan pensadores críticos al paradigma globalizador, aseveró que “el paraíso prometido” por ese pensamiento único terminó, “y todavía se preguntan, ¿por qué México no crece? ¿Por qué es un país en el que se propaga la desesperanza? ¿Por qué tenemos la inseguridad y la violencia que hay?”

Expresó que la evidencia palmaria de ese fracaso son las cifras que arrojó el más reciente reporte del Consejo Nacional de Evaluación de los Programas Sociales, el cual advierte que 50 millones de mexicanos viven en pobreza patrimonial y sus ingresos no les alcanzan para alimentación, educación y salud; en tanto 18 millones y medio de ellos no tienen siquiera para comer.

De acuerdo con ese informe, 10 por ciento de la población tiene 39.3 por ciento del ingreso nacional, y “el 10 por ciento más pobre de este país tenía 1.6, pero ahora tiene 1.4”. Además, 90 por ciento de los más pobres no son derechohabientes del sistema de salud.

A pesar de la grave situación social que reflejan estas cifras, el tema no está en la agenda nacional, agregó Ebrard.

“Esa es la realidad de México, del país al que ustedes llegan a celebrar este Congreso de Americanistas”, señaló el mandatario capitalino ante los cerca de 4 mil académicos y pensadores del continente que participan en este encuentro, varios de los cuales, dijo, han sido en los años recientes críticos informados y comprometidos al poner en tela de juicio el paradigma de la globalización, mismo que en la década de los 90 invadió, contagió y se propagó entre las elites gobernantes de América Latina, y tuvo particular énfasiss en México.

“A defender nuestro origen”
Al señalar que es necesario reconsiderar urgentemente la globalización y abandonar el pensamiento único, se pronunció por “defender urgentemente nuestras culturas, nuestro origen y diseñar nuestro futuro propio”.Durante la apertura aprovechó para celebrar que sea en la Uia, “dirigida por la Compañía de Jesús, en donde se esté planteando esta situación, porque esta realidad no es compatible con la ética cristiana, no se puede sostener una ética cristiana y tolerar esta realidad en México”, apuntó.

En su oportunidad, Elio Masferrer Kan, presidente del comité organizador del congreso, aseveró que el impacto de las políticas neoliberales despoja al patrimonio de la humanidad de su carácter cultural, mientras que su efecto en los presupuestos para la indagación ha condenado a los investigadores sociales “a vivir en la más impresionante precariedad económica”.

Ante las crisis presupuestaria y de la industria, ahora se generan “procesos de mercantilización del patrimonio de la humanidad, convirtiéndolo en simple objeto turístico y despojándolo de su carácter cultural”, alertó.

“Esto puede llegar a extremos depredatorios, como la realización de más de 6 mil 500 perforaciones en las pirámides de Teotihuacán para sujetar un sistema de luminarias, con lo que se pretende desarrollar un corredor turístico, como si faltaran visitantes en el sitio más concurrido de México y uno de los los más visitados del mundo” indicó.

“El turismo y el presunto empleo no justifican la barbarie de la destrucción del patrimonio cultural y natural”, afirmó Masferrer, quien señaló que en la mayoría de los casos muchos de estos empleos son “trabajos mal remunerados, que sólo sirven para enriquecer a las trasnacionales del turismo, sin que por ello dejemos de mencionar la prostitución y la corrupción de menores, como servicios turísticos en un capitalismo salvaje”, agregó.

El presidente del comité organizador del citado congreso criticó los procesos de trasnacionalización, en donde quienes crecen no son los países o economías nacionales, sino las empresas multinacionales.

Los más de 4 mil participantes en el encuentro trabajarán en torno a 16 ejes temáticos, como globalización, medio ambiente, derechos humanos, educación, comunicación, política, cultura, estudios de género, tecnología, prevención de riesgos y desastres y análisis de la migración.

No hay comentarios: