Lo que dejaron las elecciones

Desgracia en Coatzacoalcos

Samuel Pérez García

El PRI cuantitavamente sigue a la alza, pero cualitativamente permanece igual. El PAN bajó su caundal de votos y preferencias en el electorado, pues erró en su forma de gobernar y en el diseño de campaña, pero también porque no supo comprar los votos tal y como su maestro el PRI le enseñó.

El PRD estuvo peor como producto de haber confundido la multiplicación con la división y la suma con la resta. Hoy en su jardín, pacientemente cultivado del 2006 para acá, florecen muchas flores de izquierda, sin embargo, una sola es la verdadera.

Su actitud colaboracionsta con el gobierno y la actitud rijosa entre los grupos llevó a este partido a la derrota.

El PT tiene un heroe, siempre y cuando la ambición no le corroa el alma: se llama Juanito Acosta, el de la Delegación Iztapalapa, también tiene un santo: López Obrador, a cuya sombra se encomendaron los petistas del distrito Federal y estatales, gracias al Peje los petistas subieron de votos, de recursos y de diputados.

No le sucedió lo mismo a los Convergentes de Dante Delgado, quienes por un pelito y se quedan fuera del reparto del pastel. Aquí no ayudó ni el santo milagroso López Obrador, ni la experiencia y el perfil de su constructor: Dante Delgado Rannauro. No era posible, en Cosoleacaque, subir de votos con Román García como candidato, y si bien en Coatza consiguieron varios miles de votos, su candidato saprofito no le funcionó.

Ni incluso al PRI, cuyo candidato Iván Hillman Chapoy repitió con la suerte de su padre Juan Hilmán Jiménez, cuando en 1988 fue derrotado por el cardenismo, que aquí encabezaba como candidato a la diputación federal, el Dr.Castellanos.

Una derrota doble fue la que propiciaron los electores en Coatzacoalcos: caen vencidos el yerno y la suegra.

El primero candidato del PRI, y la segunda, candidata plurinominal por Convergencia, que con los votos de su partido, resultará díficil que llegue a ocupar una silla en San Lázaro, pero también pierde, en cierto sentido, Guízar Valladares, la oportunidad de convertirse en candidato natural del PRI a la presidencia municipal de Coatzacoalcos, por el 2010.

Desde ahora, Marcelo Montiel se convierte en el brujo que soplará el humo que perfile al candidato que lo sustituya en la silla presidencial.

Y si él se lanza como diputado local, la cuestión se complica para todos los partidos para poder recuperar la alcaldía que el PRI detenta de hace varios trienios.

EL CACICAZGO EN COSOLEACAQUE
En Cosoleacaque el caciquismo seguirá dando lata por mucho tiempo. Las huestes perrunas de la familia Merlín tratarán a toda costa de imponer un candidato familiar. Contarán para ello con una jugada de tres bandas: por el lado del PRI, gracias a que son la familia en el poder; por el lado del PAN, si acaso nominen a Miguel Ángel Yunes Linares como candidato a gobernador; y por el partido Convergente, si Dante Delgado decide aliarse con el maltrecho PRD para por lo menos conseguir unos cuantos votos.

En estos frentes los merlines tratarán de que los candidatos electos sean de su preferencia o por lo menos no rezonguen tanto como otros. Casi igual como la actitud que asumen hoy los regidores panistas, convergene y perredistas que tienen a su servicio.

Así que la familia Cadena, que podría ser el antivirus caciquil no la tiene todas consigo para lograr sacar del sombrero al conejo milagroso que se le oponga al cacicazgo. Otros factores serán los que permitan dejar fuera de la jugada a la familia Merlín.

Uno de ellos es la aglutinación de las izquierdas cosoleacanecas –dije izquierda no perredetas- en un frente anticiquil, aliados con otras fuerzas progresistas para derrotar al caciquismo. Y no sería la salida, -aunque puede ser un contrapeso fuerte- la figura de Cirilo Vázquez, el hijo del otro cacique, quien quiere convertirse en candidato a la presidencia municipal.

Sin embargo, habría que pensarlo, porque un clavo saca otro clavo o la cuña para que apriete debe ser del mismo palo, decía mi buen amigo Justiniano Santiago en aquella época en que era fervoroso perredista. Sin embargo, la salida más democrática siempre será que los pobres desde abajo se organicen desde ahora en frentes opositores al cacicazgo para desarrollar una campaña anti Gladys Merlín e impulsen el avance de la democracia, sin entrar en componendas con la familia que ha hecho del presupuesto público su modo de enriquecimiento.

Ni el PAN, ni el PRD ni Convergencia por la democracia representan una salida democrática al problema del caciquismo en Cosoleacaque, serán los obreros, los campesinos, los profesores y los intelectuales no comprometidos con esa familia, la única vía de respuesta satisfactoria para atajar de una vez por todas las ambiciones familiares de Heliorodoro Merlín Alor y sus consanguíneos. Gran tarea. Noble tarea tiene el pueblo de Cosoleacaque con esto de vencer al monstruo familiar. Y si ya lo pudo hacer en 1994, porque no lograrlo otra vez.

¿O acaso es fácil olvidar los amagos, los golpes, la represión de la que se vale esta familia para mantenerse en el poder? ¿Es que el dinero tiene todavía el poder de vencer la dignidad de los ciudadanos librepensadores? Si el pueblo se sienta a reflexionar encontrará que son muchas las salidas para detener al cacicazgo. Póngamonos a pensar y a organizarnos desde ahora.

Tengamos o no tengamos partido, que el 2010 arrumbemos en alguna barranca al caciquismo. Cosoleacaque tiene que recuperar su libertad y la soberanía que la familia Merlín Alor le ha quitado. Podemos hacerlo. Actuemos.

EL VOTO NULO: OPCION DE LUCHA CIUDADANA
Contra los escépticos y rijosos que denostaban contra el voto nulo por ser un instrumento de la derecha ( lo fue, pero también lo usóla izquierda inconforme), el voto nulo superó las expectativas, e incluso estuvo arriba de los partidos pequeños como lo fueron
Convergencia, Verde Ecologista, PT, nueva Alianza y PSD, al grado de alcanzar casi el 7% con respecto a la votación efectiva.
Estos son los resultados en algunos estados.

  • Baja California Norte 6.35%Baja California Sur 5.54%Chiapas 5.38%Chihuahua 7.47%Estado de México 5.37 %Jalisco 5.23%Distrito Federal 10.83%Veracruz 3.92%
Con respecto al caso Veracruz se encuentra que el porcentaje señalado equivale a 96,335 votos, cifra que está por encima de los partidos Verde Ecologista (88,776 votos), PT (37,069), NUEVA ALIANZA ( (71,754), PSD(10,854) y la Coalición CV-PT ( 6,670).Esto demuestra que los votantes que sufragaron anulando su voto están inconformes con la actuación de los partidos y de los candidatos impuestos.

Asunto esto que deberá poner a pensar a los partidos para cambiar su estrategia en la selección de sus candidatos y en las propuestas de gobierno que siempre vocifera,n pero que nunca cumplen.

Por otro lado, el voto nulo expresa una fuerza, aunque dispersa, una fuerza ciudadana por el cual cada uno puede manifestarse contra la situación imperante en la dirección del gobierno actual. Si bien en Veracruz no resulta significativo desde el punto de vista de la votación total, conseguida por los partidos mayores, si lo es con relación a los partidos pequeños.Ahora bien, en las elecciones municipales en el Estado, próximas a efectuarse el próximo año, el ciudadano ya sabe cuál puede ser su camino en caso de que ningún candidato le ofrezca un buen proyecto de gobierno: anular su voto, o votar en el cìrculo blanco escribiendo el nombre de alguna persona. Y aquí quiero resaltar que no es lo mismo anular el voto, tachando toda la boleta, o escribiendo de repudio, que marcar en el círculo blanco y colocando en la línea el nombre de la persona por la que se vota.

El círculo blanco es para candidatos no registrados, que si bien tampoco son legalmente electos, puede ser un termómetro fiel del descontento popular en contra del partido que obtenga la mayoría de votos. Los ciudadanos librepensadores y activistas políticos sin partido, pueden encontrar en el voto blanco una acción de lucha contra los malos gobiernos municipales y estatales.

Pensemos un poco, y si nuestra aspiración no es el poder por el poder mismo, el voto blanco puede ser una alternativa que aglutine y exprese organizadamente el descontento popular. A través de este esquema de lucha se puede llegar al alma del pueblo y conseguir su ánimo para que decida democráticamente otras opciones en la dirección del gobierno y de la sociedad.

No hay comentarios: