El domingo prueba de fuego para el IFE

El presidente consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita, manifiesta un optimismo desbordado en la justa comicial del domingo. Habla de una participación masiva, que calcula en más de 30 millones de votantes, y sostiene que la institución a su cargo es “solvente, sólida y confiable”.

Niega rotundamente que al interior del Consejo General haya divisiones; que se trata más bien de una “pluralidad de opiniones” entre sus nueve integrantes, lo que habla, según él , de la transparencia con la que funciona el IFE.

A pesar de amenazas y atentados contra algunos candidatos, tampoco ve zonas riesgos por la presencia del crimen organizado, y defiende que en el país existen las condiciones necesarias para la instalación de las más de 139 mil casillas el día de la elección.

“Pero siempre estamos alertas y atentos”, suaviza Valdés Zurita.

Afirma que los consejos distritales tienen la instrucción de cambiar o incluso cerrar un centro de votación si se perciben problemas de seguridad que pongan en riesgo la vida de los funcionarios.
“No vamos a poner en riesgo la vida de nadie”, declaró el presidente Consejero del IFE, en una conversación previa a la justa comicial, en la que se habrán renovar 500 diputados federales (300 de mayoría y 200 plurinominales), seis gubernaturas (Campeche, Colima, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora), 434 diputados locales, 547 presidentes municipales y 16 jefes delegacionales en el Distrito Federal.

No coincide en que haya un “desencanto ciudadano” en los políticos o en el sistema electoral, y que eso “hay que matizarlo”. Y esto lo sustenta bajo el argumento de que el IFE logró, después de insacular a siete millones de personas, ubicar a 2.5 millones de ciudadanos que aceptaron ser funcionarios de casilla.

“Yo no encuentro desencanto con la política, al contrario, veo a unos ciudadanos comprometidos con la democracia del país”, dijo Valdés Zurita.

Desde su perspectiva, los partidos políticos tuvieron el tiempo y el espacio necesario para difundir sus propuestas de campaña, y destacó el hecho que como nunca antes la autoridad electoral también contó con los medios necesarios para difundir este proceso electoral.
En medios, 23 millones de spots
Se calcula que los ocho partidos difundieron en precampaña y campaña en los medios electrónicos del país (radio y televisión) al menos 23 millones de spots. A la autoridad electoral le correspondieron unos 13 millones de mensajes.

Para el presidente consejero del IFE, “no hubo campañas sucias”, mucho menos expresiones que denigraran la competencia política ni a las instituciones, y que lo que se detectó fue en “espacios marginales”, como calificó a internet.

Reconoce que el IFE tendrá su “prueba de fuego” en las elecciones del próximo domingo, pero acepta que todo es perfectible, “incluso la democracia”.

El costo del año electoral 2009 ascendió a 12 mil millones de pesos, recursos con los que financió la operación del IFE, la preparación y ejecución de la jornada electoral, y la actualización del padrón y credencialización. De este monto, cerca de cuatro mil millones de pesos pasaron a las arcas de los ocho partidos.

Sobre las voces que ponen en duda la confiabilidad de la institución electoral, Valdés Zurita señala que el IFE tiene no sólo el deber de escuchar todas las voces, sino además “tolerar” las criticas y analizarlas, para mejorar.

“Estas expresiones críticas son coyunturales y seguramente cuando demostremos que nuestra democracia sigue avanzando y que el IFE es una pieza fundamental de ese avance democrático, muchas personas van a cambiar de opinión, y estoy seguro de que lo vamos a lograr”, dijo.
Hoy inicia la veda político-electoral, y al respecto, sostiene que los ciudadanos ya tienen una idea clara de las propuestas de los partidos, y que estos días servirán de reflexión para que el electorado emita su voto secreto y razonado.

En este contexto, indica que el IFE hará su trabajo con “imparcialidad y legalidad”, y que responderá a la exigencia de las circunstancias políticas.

Reitera su defensa a la unidad del Consejo General del IFE, y afirma que no hay diferencias entre sus integrantes y que las discusiones que se dan en el seno de la institución son parte del “debate abierto y plural”.

“Los órganos de una sociedad democrática son abiertos, plurales y transparentes, que no toman acuerdos por ahí en un lugar oculto”, dijo el funcionario electoral, quien colocó en ese espectro al Instituto Federal Electoral.

Explicó que esta es la primera elección en la que el Consejo ha sido renovado de manera escalonada y que se van a rendir muy buenas cuentas, porque va a demostrar que el IFE sigue haciendo su trabajo con total profesionalismo; que es un instrumento para garantizar la democracia en nuestro país”, señaló.

No hay comentarios: