Buscan unidad para salvar al PRD

El jefe de Gobierno del Distrito Federal y los gobernadores de Zacatecas y Michoacán, Marcelo Ebrard Casaubon, Amalia García y Leonel Godoy, respectivamente, convocaron a los militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a mantener la unidad e impulsar desde la Cámara de Diputados una reforma que privilegie la defensa de la economía y el empleo frente a la crisis económica, y oponerse al aumento al impuesto al valor agregado (IVA) en medicinas y alimentos.

Durante unas dos horas, Amalia García, Ebrard, y Godoy –gobernantes de la entidades con la mayor votación por el PRD– perfeccionaron su propuesta de reforma de la izquierda, la cual no sólo debe incluir la línea política, sino su organización y prácticas internas, así como la reconstrucción de sus alianzas con toda la izquierda y la sociedad civil.

Asimismo, consensuaron su participación en la reunión de ex presidentes nacionales, líderes de corrientes y gobernadores perredistas, que se realizará mañana en Morelia. Como se había informado, Andrés Manuel López Obrador recibió el miércoles la invitación correspondiente, hecha por la secretaria general del partido, Hortensia Aragón, pero no asistirá porque –se explicó– ya tenía agendado un compromiso: encabezar el festejo en Iztapalapa por el triunfo de Rafael Acosta, Juanito, como jefe delegacional.

Ebrard señaló que en el transcurso de los próximos días continuarán las reuniones de alto nivel entre perredistas para resolver la ruta crítica que el partido seguirá.
El mandatario capitalino remarcó que el propósito de la reunión no es pedir la destitución de alguien en particular, en alusión al presidente nacional del PRD, Jesús Ortega, sino mantener la unidad, ya que si algo lo ha perjudicado es la división interna.

“Nuestra pregunta no es a quién tenemos que sacar o a quién tenemos que quitar, sino cómo le vamos a hacer para que nuestro partido sobreviva y haga un buen trabajo en la Cámara de Diputados y pueda reconstruir su papel en la vida política de México”, precisó Ebrard.Al término de la reunión privada –a la que asistieron los diputados federales electos de las tres entidades, y los próximos jefes delegacionales, excepto de Nueva Izquierda–, Amalia García leyó el pronunciamiento político en relación con los resultados electorales del 5 de julio, en el que se remarca que la “izquierda mexicana, y en particular el PRD, tuvo retrocesos en algunas entidades, pero mantuvo su presencia mayoritaria en las que gobiernan, dando muestras del respaldo ciudadano”.

Detallaron que 31 de las 41 diputaciones federales de mayoría que ganó el sol aztecas provienen de esas entidades.

Godoy Rangel aclaró que el documento que presentaron “no es la última palabra; lo proponemos para iniciar en el partido una reflexión en todos los ámbitos que nos lleven a mantener la unidad perredista, a recuperar la presencia ante el pueblo de México”.

Casi a la par de este encuentro, Ortega se reunía con el gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez, en otro lugar, para hablar sobre los resultados electorales del domingo pasado, pero, a diferencia de lo que ocurrió a escala nacional, este mandatario entregó buenos resultados, porque ganó los dos distritos.


Pendiente estaba el encuentro con el de Guerrero, Zeferino Torreblanca, en cuyo estado continuó la mala racha para el partido.


Hoy, por lo pronto, en el contexto de los cabildeos que Ortega realiza, está programada una asamblea de su corriente Nueva Izquierda, con la participación de 200 afiliados.
En tanto, se maneja ya una fecha tentativa de Consejo Nacional: los días 25 y 26 de este mes.

No hay comentarios: