Ignora Ayuntamiento a vecinos de la E. Zapata

Funcionarios afirman que el callejón Pedro Infante de la colonia E. Zapata está pavimentado, pero eso no es cierto
Luis Alberto Ruiz
Coatzacoalcos.- En pésimas condiciones se encuentran las escalinatas del callejón Pino Suarez que une las avenidas General Anaya y Román Marín, en la colonia Emiliano Zapata.
Decenas de vecinos de ese sector ponen en peligro su integridad física y sobre todo de los niños al transitar por unos peldaños que se caen a pedazos.

Refieren los vecinos que hasta ahora no ha habido alguien que solucione este problema a pesar que ya se ha reportado varias veces a las autoridades.

Las escaleras del callejón mencionado están rotas en gran parte, grandes hoyancos son un constante riesgo para los transeúntes, la arena ha invadido el área. Además de todo eso, dicen los habitantes de que se exponen a los constantes asaltos que ahí se dan.

Los lugareños de ese sector temen por su seguridad pues además, no cuentan con alumbrado público, no hay vigilancia, abundan animales ponzoñosos y los malvivientes. Varias personas han sufrido accidentes al resbalarse.

Por estos motivos la gente afectada formo un comité para frenar todo este problema, han metido oficios al departamento de Obras Publicas municipal y no han recibido apoyo suficiente.

La señora más afectada Constantina de Lucio Márquez; ella tiene miedo que unas llantas que funcionan como muro de contención de un vecino, caigan sobre su casa hecha de lámina de zinc.
Aledaño al callejón Pino Suarez está otro denominado Pedro Infante el cual según las entrevistadas, dijeron en el Ayuntamiento que está totalmente pavimentado, de acuerdo a los planos que tienen en su poder, lo que no es verdad, pues se aprecia como la arena es deslavada por el agua de lluvia dejando grandes huecos.

“Esta situación empeoro con las primeras lluvias, como es arena el agua escarba y deslava. Hay una barda que está a punto de caerse, ahí pasa uno con miedo, a mi nieta que la voy a buscar todos los días a la guardería le da temor pasar por ahí, por eso mejor la tengo que cargar”, dijo Carmen León Sánchez.

Por otra parte, María Luisa Aguilar expreso: “Vino un señor de Obras Públicas, nos dijo que daría unos sacos de cemento para reparar la entrada de arriba. Para la parte del hundimiento de las escaleras, sólo podía dar escombros, pero nosotros teníamos que apoyar con lo que hiciera falta, pero no nos dio una respuesta”.

No hay comentarios: