Con amenazas pretenden sacar dinero a padres de familia

Margarito Escudero Luis
Padres de familia de la escuela primaria Benito Juárez, ubicada en la calle Bravo, entre Llave y Zamora, están que trinan contra la dirigencia de la sociedad de Padres de Familia, pues se han convertido en una verdadera máquina de sacarles dinero.

Manifiestan los quejosos que desde hace tiempo, misteriosamente se perdieron 30 mil pesos que estaban destinados al pago de un transformador y, para restituir ese dinero, acordaron solicitar un donativo a todos los padres de 100 pesos al año, además que lo darían voluntariamente.

Sin embargo, ahora que se acerca el nuevo periodo de inscripciones, unilateralmente, la directiva de padres de Familia en confabulación con la dirección del plantel, decidieron que aquel padre que no aportara los 100 pesos, no le inscribirían a su hijo para el siguiente ciclo escolar.

Pero eso no es todo. Otra causa del enojo de los jefes de familia. Se supone que en una escuela de las llamadas “de gobierno”, la educación es gratuita, pero los mismos padres, en el afán de que sus hijos estén un poco más cómodos, hacen algunas aportaciones, llamadas cuotas que son entregadas a una directiva de padres de familia elegida por todos los papás y mamás, con el fin de que la dirección del plantel no se vea involucrada en el manejo de esos dineros.

Pero eso es sólo un formulismo, pues es sabido por todos que la dirección de la escuela es quien verdaderamente maneja esos recursos.

Actualmente, los padres hacen un pago de 450 pesos y que ahora se pretende incrementarlo a 550 pesos, cuando se trata de una escuela “de gobierno”.

El temor de los padres, es que haya una división entre ellos, pues algunos ya hicieron su aportación “voluntaria” de cien pesos y se está corriendo el rumor que exigirán a los demás que lo hagan, cuando se había dicho que sólo lo harían los que quisieran.

Dicen los quejosos que no hay manera de cambiar a la actual directiva que ya se visto metida en varios escándalos por razones económicas y por la actitud prepotente de su directora.

Por supuesto, los papás no quisieron dar nombres para evitarse problemas con los maestros y la dirección, pues ellos tienen el poder de decidir a qué alumno aceptan y se ponen en riesgo los documentos de los niños.

Como se puede ver, con amenazas de no inscribir a los niños, la directiva de padres de la Benito Juárez, pretende sacarles dinero a los padres.

No hay comentarios: