Se prepara México para un posible ataque del virus A H1N1

MÉXICO (AFP) - La mujer joven y ama de casa se convirtió en una de las víctimas perfectas en México del virus A (H1N1), según un mapa psicosocial que empezaron a esbozar las autoridades mexicanas para estar preparadas en octubre, cuando podría llegar una segunda oleada de la epidemia.

La secretaría de Salud está haciendo un "estudio psicosocial para saber cuál es el impacto y cuáles son las repercusiones" que pueda tener en el futuro la epidemia, dijo a la AFP un funcionario de la dependencia.

El perfil de la víctima que ha estado reportando el ministerio de Salud indica que el virus de la gripe porcina afectó con mayor intensidad a grupos sociales hasta ahora poco vulnerables, como los jóvenes y las mujeres, en particular las dedicadas al "hogar", con cerca del 27% del total de los 85 fallecidos hasta ahora.

"Con las amas de casa tenemos un problema muy fuerte", dijo por su parte a la AFP Margarita Rosas, epidemióloga del hospital General de la secretaría de Salubridad.

Las amas de casa acuden frecuentemente a los mercados, donde hay grandes aglomeraciones de personas, y "siempre andan corriendo porque atienden a los hijos y al marido, y nunca se dan la importancia de que 'estoy enferma y tengo que ir al doctor'", añadió Rosas.

Además muchas mujeres tienen otras enfermedades como diabetes, obesidad o hipertensión que ponen en mayor riesgo su salud, indicó la epidemióloga.

Entre los 85 decesos a causa de la gripe porcina, cerca de 51% se dieron en personas de entre 20 y 39 años, según información oficial, en tanto que murieron un 8% más mujeres que hombres.
El 35% de los que fallecieron eran empleados de empresas privadas y trabajadores independientes, mientras que entre los mayores de 60 años murió el 4,70% y menores de cuatro años el 5,88%, dos sectores a los que hasta ahora se habían dirigido las campañas de vacunación contra la influenza.

El perfil general de la víctima es parte del estudio psicosocial que será concluido en unos dos meses y que servirá para diseñar las políticas públicas que se aplicarán a partir de octubre próximo, en el otoño-invierno boreal y cuando podría venir una segunda oleada de la epidemia.
Las campañas de prevención darán una atención especial a los "sectores que han sido más afectados como las mujeres y los jóvenes", indicó el funcionario de Salud.

Rosas agregó por su parte que también será necesario alertar a las personas que sufren enfermedades crónico degenerativas como diabetes o que presentan hipertensión u obesidad.
La población mexicana ha estado migrando en los últimos años a una gran cantidad de enfermedades crónicas degenerativas, lo que hace aún más delicada la expansión de la gripe porcina.

De acuerdo con una encuesta realizada entre la población mexicana, el 50% no creyó que había una epidemia y "muchos pensaron que se trataba de un asunto político", explicó Rosas.
"La población debe aprender a distinguir esta enfermedad, como de alta contagiosidad, que además si no se detecta a tiempo y no es tratada con las medidas adecuadas es de mortalidad elevada", indicó Rosas.

No hay comentarios: