No hay autorización para demoler el Templo: AHC

Margarito Escudero Luis
Coatzacoalcos

Ante el aviso que hicieran las autoridades eclesiásticas sobre la demolición de parte del edificio que corresponde al templo de San José, directivos de la Asociación Historiográfica de Coatzacoalcos (AHC), enviaron un documento al Director General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, de CONACULTA, Dr. en Arq. Xavier Cortés Rocha, manifestándose alarmados pues aseguran que el templo mencionado se encuentra protegido por la Dirección de Arquitectura del INBA, como una construcción de calidad arquitectónica y con características estéticas relevantes, además de que está incluida en su relación de inmuebles con valor artístico.

Por ese motivo, piden al funcionario su intervención, porque, afirman la demolición del templo no se ha sometido a ninguna valoración con organismos colegiados relacionados con la conservación del patrimonio arquitectónico, de acuerdo a la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos vigente.

El documento está firmado por el presidente de la Asociación Historiográfica de Coatzacoalcos, Rafael Alcántara Conde, L.I. Federico V. Andrade Flores, Secretario y la tesorera, Luz del Carmen Montalvo G. de Barbosa.

Rafael Alcántara dijo en entrevista, que efectivamente el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), no considera el edificio del Templo de San José como una construcción histórica, pues para ello una edificación debería tener más de cien años de antigüedad para ser considerado; sin embargo, asegura que no se tomaron en cuenta otras instancias como el Instituto Nacional de Bellas Artes (IMBA), donde se le da valor artístico al edificio.

En otro documento mostrado por los directivos de la Asociación Historiográfica, el Instituto Nacional de Bellas Artes, fechado en la ciudad de México el 9 de mayo de 2009, el Dr. Ramón Vargas Salguero, titular de la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble, les reitera que no han recibido ninguna propuesta de modificación o demolición del Templo mencionado y que, la dirección a cargo del Dr. Vargas Salguero, no ha dado ninguna autorización para intervenir en esa construcción.

Asimismo, indica que para solicitar modificaciones a edificios con valor artístico, se debe enviar a esta dirección los planos originales del edificio y el proyecto a realizar, lo que será sometido a una valoración y luego de eso se procedería a su autorización o rechazo.

Chocan los argumentos de quienes están a favor de la demolición y quienes están en contra, pues mientras en el ámbito religioso se afirma que es más importante la construcción del ser humano y que los templos se caen con el tiempo, los otros aseguran que se trata de edificios que le dan personalidad a la ciudad.

En ese sentido, si se siguieran destruyendo los edificios más antiguos de Coatzacoalcos, basándose en el argumento de no ser considerados como históricos, por no tener la edad requerida por las autoridades del INAH, esta ciudad jamás tendrá un edificio histórico, pues no se permitiría que lleguen a su mayoría de edad.

Por otro lado, es necesario resaltar que el proyecto de construcción de la nueva Catedral, incluye un espacio donde quepan cómodamente 800 personas y, hasta donde está la construcción, es demasiado pequeño el espacio, por lo que el área que actualmente ocupa el templo de San José será aprovechado para tal efecto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no se el por que no quieren respetar las leyes los señores sacerdotes si la parroquia de san jose esta protegida por el imba por que no la destruyen acaso sera su santa volunta caprichosa