Despierta polémica ciudadana demolición del Templo


Margarito Escudero Luis
Coatzacoalcos

Una gran polémica se desató cuando se supo que el templo de San José sería demolido para dar paso a la nueva Catedral de Coatzacoalcos.


Hay ciudadanos que están a favor y otros en contra, pero todos conocen este ícono de la ciudad, como un punto d referencia importante.


El ciudadano Juan Rizo, opinó para Gráfico Sur que el templo no se debe demoler, simplemente porque “es patrimonio de Coatzacoalcos”.


A la señora Lucia Domínguez no le parece correcto que destruyan este edificio por que ya tiene muchos años, “siento que no está bien que destruyan algo muy antiguo, como para que lo tiren nomas así”, dijo.


Beatriz Pardo dice que está mal que lo demuelan “porque es un templo y fue la primera iglesia de Coatzacoalcos”.


Una persona devota de la religión católica, Belinda Hernández opina que “está mal porque hay mucha gente que venimos a escuchar misa y no me acostumbro en el nuevo”.
En otras personas como Ernesto Rivas, se desconocen los motivos por los que se quiere derribar el templo de San José, dice: “Creo que está mal, es la catedral no veo el motivo por el cual lo quieren derribar”.


Otros más, se refieren a la imagen de la ciudad, como un objeto del Coatzacoalcos antiguo, como Anayeli Miss quien opinó: “De entrada, no se debe destruir porque es un monumento de la ciudad, es la parte vieja de Coatzacoalcos, no me parece correcto que lo derriben, sería como quitar algo viejo para poner algo nuevo, no es lo mejor visualmente, pero representa mucho”.

También Olga Jiménez opina en ese sentido, “No deberían hacer eso porque esta construcción ya tiene mucho tiempo e identifica a Coatzacoalcos”.


Algunos como doña Catalina García está de acuerdo con la demolición pues dice: “Sí está bien porque no tiene las cimentaciones suficientes para poder volver a construir”.


Más práctico, Mario Ruiz afirma, “si van a hacer algo mejor está bien, pero si van hacer algo peor mejor que no hagan nada”.


Viviana Ramírez aseguró muy molesta: “Pienso que está mal, que yo sepa los templos no se derriban y más este que tiene muchísimos años, yo no sé de dónde sacaron eso, es el primer lugar donde yo veo que van a derribar un templo, además tiene mucha historia, de todos los sacerdotes que ha habido aquí, todo lo que ha pasado. La vez pasada dijeron que no se podía tirar, es una tontería”.


Sí es importante destacar que la mayoría de las personas entrevistadas, sólo saben que se va a derribar el templo, pero carecen de información fidedigna sobre las razones en general del asunto.


Ni los representantes de la Iglesia, encargados del proyecto, ni quienes se oponen con sus argumentos históricos, se tomaron la molestia de avisar a la ciudadanía sus intenciones; sólo se informó lo de encimita y se omitieron los motivos.


El pueblo de Coatzacoalcos considera el edificio como suyo, como una parte importante del lugar donde residen y no consideran justo que se destruya; tal vez si se les informara con precisión sobre los beneficios que esto traería, otra sería la reacción de la gente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

voy regresando de la ciudad y tristemente me encontre con esta desagradable noticia, que mal las autoridades eclesiasticas, asi como hacen lo que quieren , con sus templos asi manipulan a sus feligreses,finalmente era un distintivo de la ciudad, pero en fin ya lo tiraron y esta demas tanto q decir , ojala no sea pronto la caida del nuevo diseño, si no tambien la ignorancia de los adeptos y que pena por quien dirijio el proyecto de desaparecer la catedral, asi se vera caer su dotrina.