Las Lecciones de Fox

Como decíamos en una entrega anterior, la guerra electoral comienza ensuciando honras e intentando limpiar otras. El Partido Acción Nacional (PAN) abrió fuego a través de la boca de su presidente Germán Martínez, al descalificar al Revolucionario Institucional y soltarle todo un rosario de epítetos.

Obviamente en el tricolor no se quedaron callados y respondieron en el mismo tono, saliéndose de su estrategia de permanecer calladitos y dar a la sociedad una imagen de unidad.

El PAN denota con estas actitudes, que las lecciones del ex presidente Vicente Fox fueron bien aprendidas. Sólo basta recordar aquella enseñanza de Fox en una plática que sostuvo con sus correligionarios, donde les dijo que se deben aprovechar los recovecos en la Ley y hacer todo lo necesario en una campaña, para ganar la elección.

Y los panistas, ni tardos no perezosos, pusieron en práctica las técnicas que, sin lugar a dudas, aplicó Vicente Fox y su equipo durante su campaña para ganarle la elección al PRI en el 2 mil.
El caso es que nada ha cambiado. Mejor dicho, lo único que cambió en el devenir histórico de México fueron el color y las siglas, porque fuera de ahí, todo sigue igual.

Lo mismo que hizo el PRI durante su reinado, lo está haciendo ahora el PAN. Bañar al adversario de mugre, es una práctica común en la política a la mexicana y el “bañado” siempre hace el llamado al diálogo, al debate civilizado, la confrontación de las ideas, a las propuestas inteligentes; a la buena onda pues, pero el atacante ni por enterado se da.

El asunto en este momento, es que ninguno de los dos está tomando en cuenta que ambos tienen una colota que les pisen y que, en cualquier momento uno sacará trapotes sucios del otro y ese responderá igual.

Como ya sucedió cuando Manlio Fabio Beltrones reprocha al PAN el apoyo dado por el PRI para que Felipe Calderón pudiera tomar posesión como presidente, reconociendo de facto que Calderón no ganó las elecciones y por extensión, reconociendo que las ganó Andrés Manuel López Obrador y además, aceptando que participaron en la fraude que despojó al PRD del triunfo engañando a la ciudadanía.

¿De qué se jactan entonces los políticos? Si en esta contienda se van a dar con todo, dejando de lado la problemática nacional, la cacareada crisis financiera, los problemas de educación y empleo, de los cuales, ninguno de los partidos han mostrado una planificación, o intentado hacer un consenso entre la población para consultar el sentir de la ciudadanía, conocer sus problemas y sus propuestas de solución.

Ningún instituto político se acerca a los votantes a preguntarles, de manera seria y científica, como se pueden resolver los problemas que les aquejan. Llegan a cualquier comunidad del país sólo a prometer y a atacar a los adversarios.

En la mente de cada político debe estar la imagen de un mexicano común estúpido, para que se atrevan a tratarnos de esta manera, con actitudes poco inteligentes, groseras u ofensivas para la nación.

Como buenos ciudadanos, si algo turbio saben de sus adversarios, que presenten de una vez la denuncia ante las autoridades competentes para que se proceda conforme a la Ley y así le darán vigencia al estado de derecho que tanto cacarean.

Comentarios: melmex@coatzadiario.com

No hay comentarios: