¿A dónde va el Mosaico de Culturas?


La presente administración no entró con el pie derecho en eso de organizar eventos culturales y populares, o no quiso entrar, o no los dejaron entrar con el derecho.
Solamente el carnaval adoleció de fallas en la organización, azuzados por la guerra entre las cervecerías que se pelearon a los consumidores a muerte y los pleitos de pandilleros ¿provocadores? ¿Enviados?, que mancharon la fiesta.
Luego vino la feria, que tradicionalmente se realiza durante el periodo vacacional de Semana Santa y que en muchos años fue un éxito rotundo. Pero en esta ocasión las cosas cambiaron. Al parecer un pacto sellado entre el alcalde Marcelo Montiel y el Obispo Rutilo Zamora, llevó a la decisión de cambiar las fechas de celebración de la Feria.
El resultado se anunciaba, poca asistencia, poco interés, pocos ingresos. Eso sólo para los organizadores y para quienes arriesgaron su lana para poner negocios en el festejo.
Porque también resultaron perjudicados quienes hacen negocio fuera de la Feria, como los estacionamientos, taxistas y otros más.
¿A qué se deben esas decisiones que afectan un evento de tal magnitud?
Luego llegó el evento cultural estelar de Coatzacoalcos, ese que durante los tres años anteriores puso al puerto en los ojos de todo el mundo, que le dio renombre a las actividades culturales de esta ciudad: El Encuentro Internacional del Mar.
Muchas especulaciones ha habido en torno a este suceso. El sonado fracaso del encuentro marino se adjudica a muchas razones; que si el tesorero no quiso soltar el dinero, que si el alcalde quería opacar la gestión anterior, que si el ex alcalde presionó para que todo saliera mal, que si el gobernador metió las manos para echar a perder el festejo, que si Fidel Herrera tiene maniatado al alcalde, que si Agustín Dany no pudo con el paquete.
El caso es que tronó y hasta se amenazó con llevar el Encuentro del Mar a una sede donde no hay mar.
Este año, falta el cuarto evento cultural masivo que ya tradicionalmente celebra Coatzacoalcos: El Mosaico de Culturas.
Evento que debería tener un significativo avance en su organización, pero al parecer, las autoridades aún no salen del pasmo que les dejó el Encuentro del Mar; por ahí se dice que la encargada de esta organización, Mily Chagra, anda que no sabe ni pa’ donde jalar, que el evento ya perdió el rumbo y que sufrirá el mismo destino que los festejos anteriores.
Lo que si está visto es que a estos eventos los embarraron de política y grilla. Los grupos que se pelean por el poder en Coatzacoalcos no dejan pasar oportunidad de descalificar a sus adversarios y los políticos baratos todo lo que hacen está en función de las próximas elecciones y de hacer “amarres” para seguir en la ubre presupuestal.
Con eso, queda claro que no les interesa el futuro de la ciudad que los mantiene, que no interesa el desarrollo cultural de la ciudadanía y que no les importa echar a perder un importante trozo de Historia de la comunidad con tal de lograr que sus muy personales proyectos se concreten.
Otro claro ejemplo de la politización de los eventos culturales y populares en todo el estado, es que pareciera que son dedicados exclusivamente a venerar la imagen de Fidel Herrera Beltrán, a todo le pusieron por nombre el término “fidelidad”. El carnaval de Minatitlán se llamó “El Carnaval de la fidelidad”, cuando durante mucho tiempo fue una fiesta netamente popular.
Vean los resultados, ya nadie quiere participar para elegir reyes y se ha convertido en una gigantesca cantina.
Así, el futuro del Mosaico de Culturas para este año se ve negro (sin ninguna alusión), pues los organizadores perdieron totalmente el rumbo.
Ya no se podrá distinguir qué es lo que se celebra, si el Mosaico de Cultura, el Encuentro del Mar, la feria o un mitin de apoyo al candidato presidencial.
Si no se definen perfectamente cuáles son los objetivos de cada uno de los eventos, que son cuatro en Coatza, dentro de poco tendremos celebrando festejos populacheros con tintes electorales, sin sustancia alguna, donde los tesoreros soltaran los dineros del pueblo a manos llenas para garantizar sus propios intereses.
Ojalá y me equivoque y que las autoridades sean competentes de verdad, se pongan las pilas y se saquen la espina que les dejó el encuentro del Mar y así podamos gozar de un Mosaico de Culturas rico y generoso para todos los votantes de la región.

No hay comentarios: